15
Ago
13

Niederungen

Todo comenzó en un mercadillo de segunda mano en una plaza cualquiera del Raval de Barcelona. A veces, una se encuentra los puestos sin intención y sin dinero, pero disfruta del paseo y de la vida que se arremolina alrededor de los vestidos hechos a mano y la artesanía de reciclaje. Acompañando el barullo de cosas, siempre hay una caja con libros y películas que acaban llamándome la atención de una manera especial. Ya para comenzar, y sin que sirva de precedente, voy a permitirme una referencia friki y es que, al igual que la varita elige al mago en Harry Potter, los libros eligen a su próximo dueño. O, en este caso, dueña. Así es como En tierras bajas llegó hasta mi mesilla de noche.

(…)

26
Jun
13

nubes

Y de repente un vacío. Soledad, silencio. Una isla rodeada de un agua llena de tiburones. Una isla o un barco, porque va a la deriva y en realidad no está agarrada a nada. Y es más inestable, aunque parezca difícil tumbarla y el capitán tenga experiencia en la mar.
Los temporales no se pueden evitar y sus consecuencias son imprevisibles.

Un vacío, un silencio provocado aunque no deseado.
Y es que no se puede tener todo y no se puede querer todo.

El capitán se alejó una vez de tierra y ahora vuelve tan solo para reponer lo necesario, pero no se queda mucho, pues tiene miedo de echar raíces, las niega, las rechaza; en parte conscientemente, en parte no. Solo recuerda que es una isla en las noches frías y largas, durante las tempestades más crueles y cuando, en su deriva, se cruza con otras embarcaciones en dirección a los puertos. Pero estas van aprisa y bien dirigidas y no se paran a compartir la deriva, a hablar del último temporal, a intercambiar recuerdos de otras islas remotas.

El capitán a veces juega en sueños con la idea de bajar a tierra, de recorrer ciudades que no mecen las olas. Pero de pronto siente un mareo por la quietud del suelo y decide que en otra ocasión se quedará en el puerto. En un futuro, remoto como el de su isla, en el que pisar tierra firme no le produzca vértigo.

14
Ene
12

un lugar para pensar

Hoy hemos ido al campo de concentración de Buchenwald, cerca de Weimar.

Simplemente es una experiencia que hay que vivir. Debemos conocer nuestros errores del pasado para no estar condenados a repetirlos continuamente en el futuro.

07
Ene
12

mensaje alentador

Hoy te escribo para contarte que estoy ampliando mis horizontes.

Ayer cené con algunos  del cursillo intensivo de alemán (el finés, la checa y el chino) y estuvimos hablando de muchas cosas interesantes, nada de tonterías. Eso sí, a velocidad estudiante-extranjero-que-no-controla-del-todo-el-alemán. Sobre todo le hicimos preguntas al chino, sobre China, y todos hablamos de nuestras respectivas lenguas maternas. Me encantó tener informaciones de primera mano mientras en la otra llevábamos una Franziskaner. Estoy deseando que el iraní también nos cuente cosas, que hoy además he estado leyendo un poco sobre algunas lenguas asiáticas. Y esta mañana, uno de mis compañeros de piso, el que ha estado y estudia sobre India, ha estado hablando sobre el sánscrito y el hindi. Su novia el año que viene hará el erasmus en Finlandia y le he prometido que le presentaría a los finlandeses que yo conozco aquí para hacer tándem o que le puedan ayudar cuando vaya. Además, acabo de escribir a la chelista japonesa, también del intensivo, que todavía está en Japón y a la que, me he dado cuenta, me apetece volver a ver para ir con ella a algún museo, a la ópera o a cenar en algún restaurante étnico de los que hay por el centro.

Aquí todo el mundo es igual, no hay diferencias, ni siquiera entre aragoneses-catalanes-valencianos, ni chinos-taiwaneses, ni rumanos-húngaros, ni flamencos-valones. Todos tenemos una cosa en común: que queremos aprender y practicar alemán. Y resulta que, mientras lo hacemos, aprendemos millones de cosas más, otras culturas, otras costumbres, otros idiomas. Me encanta el erasmus porque cada día aprendo algo y me doy cuenta de todo lo que me queda por aprender.

 

Basado en hechos reales.

23
Oct
11

una mirada

Una mirada puede decir más que las palabras.

Una mirada puede ser larga, sostenida (cómo me gusta esa palabra) y no decir nada. Una mirada puede ser fugaz y escurridiza. Una mirada puede venir cargada de significado, pero puede estar codificada, en otro idioma. Una mirada puede hablar el lenguaje universal de las miradas. Una mirada puede ser penetrante y puede provocar taquicardia. ¿Cómo puede una mirada producir un escalofrío?
Una mirada puede grabarse en la memoria y seguir acelerando el corazón al recordarla.

08
Oct
11

quién entiende qué

Es demasiado complicado.

Hay momentos que te dejan sin respiración, momentos en los que sientes cómo el corazón te late más deprisa, tan deprisa que parece que quiera salirse del pecho. Esperando una respuesta, esperando una frase, una palabra que a veces secretamente deseas oír.

Pero después te das cuenta de que todo era una ilusión, que las cosas son igual que siempre y que van a seguir así.

Y no es porque lo de siempre sea malo… Pero es lo de siempre.

Cómo nos cuesta quedarnos quietos en el sitio.

02
Sep
11

septiembre, otra vez

Se acaba el verano y vienen las depresiones.

El síndrome posvacacional es uno de los más comunes estos días. Es septiembre y los bronceados vuelven a sus jaulas.
También está la depresión tras el erasmus, que dura todo el verano y se acentúa cuando te das cuenta de que tienes que volver a tu vieja universidad (afortunadamente a mí esa hasta el año que viene no me toca).
Pero hay otras depresiones buenas, como la de post-exámenes de septiembre (o examiembres, según una estudiante de Medicina). Eres feliz por haberlos hecho pero a la vez sientes un vacío en tu reloj, porque ya no sabes en qué emplear todas esas horas que antes pasabas en la biblioteca. Una idea: vete a tomar un poco el sol mientras quede porque el moreno bibliotequero no te favorece mucho.

Además de las típicas depresiones de temporada, tenemos las de año.

Famosa la del cuarentón o cincuentón comprando un coche bonito y poco práctico. O la de un treintañero que se nota las arrugas y quiere tener hijos (a pesar de no tener un sueldo fijo) o una pareja más joven.
Pues yo, queridos amigos, acabo de inventar otra crisis de año: la de los 20.  No me parecía justo que todos los números acabados en 0 tuvieran su crisis y los 20 no, pobrecillos.
La crisis de los 20 coincide con la certeza de que no crecerás más (vaya, me faltaban apenas 20 cm para el 1,80) y por lo tanto tienes que empezar a comer menos chocolate. Coincide con tu emigración a otra ciudad para encontrar tu carrera y la obligación de tener que prepararte la comida, que no queda como la de mamá. Y bajan tus defensas, pero tú sigues haciendo el loco y acabas peor y tardas más en curar. Las resacas, incluidas las de estudiar, te duran más y ya no llegas a la parada antes de que el autobús se marche.

Oh, pero si parece que fue ayer cuando se me caían los dientes de leche y ya dicen que me van a tener que arrancar el juicio. Cómo pasa el tiempo.

Creo que me voy a acercar a algún colegio, a ver si me pillo unos piojos y puedo pasar más tiempo con mi madre y la peluquera, rememorando, mientras nos tomamos un helado de chocolate bajo en calorías.




locuras amorosas

Las relaciones amorosas son simplemente la búsqueda de alguien perfecto a través de personas imperfectas. Finalmente nos conformamos con una que tiene unas imperfecciones que podemos soportar o cuando estamos cansados y nos sentimos viejos para seguir buscando.

En dos de los últimos libros que he leído, el protagonista sufre un final trágico por culpa de un amor loco... Esto me confirma la idea de que el exceso de amor perjudica seriamente la salud.

***

Why falling in love only once in a blue moon if you can do it every night.

el club de los poetas muertos

Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida y dejar a un lado todo lo que no fuese vida, para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido.

cotorreando

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

estamos en…

julio 2017
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31